20 de ene. de 2013

La ciclogénesis explosiva

Aprovechando la ocasión del comienzo del tema de la atmósfera y el frente que atraviesa este fin de semana la Península Ibérica, y que en los medios de comunicación repiten el término como si fuera la apocalipsis, voy a comentaros lo de la ciclogénesis explosiva.

Según la prácticamente inevitable wikipedia una ciclogénesis es "el desarrollo o la consolidación de la circulación ciclónica en la atmósfera (un sistema de baja presión)", es decir, un fenómeno meteorológico de lo más habitual, pero lo de "explosiva" ya es otro cantar.

La definición de bomba, ciclón o borrasca explosiva es aquella borrasca cuyo mínimo de presión baja 24 mb en 24 h., o menos. Esta definición suele establecerse o referirse a latitudes altas, alrededor de los 55º-60º,  ya que los procesos ciclogenéticos están influenciados por la rotación de la Tierra. Las ciclogénesis explosivas suceden con frecuencia en el Atlántico y Pacífico. Para nuestras latitudes, la definición se relaja en caídas de presión del orden de 18 – 20 mb en 24 h. o submúltiplos de ella, por ejemplo 9-10 mb en 12 h. Mejor que esta definición “encorsetada”, los meteorólogos suelen trabajar con otra, sin umbrales tan fijos como los anteriores pero donde los procesos físicos que controlan el desarrollo explosivo son los mismos.

Fuente: meteogalicia
Según el diario "La Razón" este último frente llamado "Gong es una ciclogénesis explosiva, o lo que es lo mismo, una borrasca explosiva porque se forma en muy poco tiempo y se manifiesta de manera virulenta. Es el fenómeno meteorológico que está azotando la Península durante todo el fin de semana. Entró por Galicia y ayer por la mañana causó dos muertes en Cartagena (Murcia). Las fuertes rachas de viento provocaron que dos varones de 49 y 67 años fallecieran al caérseles un muro de tres metros de altura encima, mientras trabajaban en su huerto.

El temporal hizo también que los ríos aumentaran su caudal de forma considerable. El Ebro llegó a los 6,2 metros a su paso por Castejón (Navarra) y el Ega se desbordó provocando cortes en carreteras. En Orense, el desbordamiento del río Támega dejó sin agua potable a los vecinos de Verín.

Asimismo, el tráfico marítimo se vio perjudicado. Los buques que parten desde Almería rumbo a Melilla, y con paso por Nador (Marruecos), tuvieron que suspender sus conexiones; así, se tuvo que cerrar el puerto de Tarifa (Cádiz). La actividad aérea no presentó problemas destacables. Sí lo hizo el trafico ferroviario, que se vio suspendido durante la tarde entre Sevilla y Córdoba. En Andalucía la lluvia y el viento no cesaron. En Carmona (Sevilla) el temporal provocó cortes de electricidad, y la caída de muros y árboles. El ayuntamiento de este pueblo prevé solicitar que lo ocurrido sea considerado «catástrofe natural» para que el Consorcio de Seguros indemnice a los afectados.

También en la capital hispalense una niña resultó herida leve por la caída de una palmera a consecuencia de la fuerza con la que azotaba el viento. Por su parte, el pueblo onubense de Aracena también presentó cortes de suministro. Por otro lado, en León, la nieve obligó a cortar la carretera AP-66 a la altura de Sena de Luna. Asimismo, 28 provincias permanecerán en alerta hoy por fuertes rachas de viento. Además, la cota de nieve en la Península se situará entre los 600 y 1.000 metros en el norte, entre los 1.000 y 1.400 metros en la zona centro, y entre los 1.000 y 1.800 metros en el sur".

Así, podéis comprobar por vosotros mismos lo que los riesgos meteorológicos son capaces de causar en nuestro país. De hecho, se espera nieve en nuestra ciudad para el próximo martes (predicción para Madrid capital).
Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails